1/15/2013

Nottingham

El día empezó temprano. Habíamos decidido ir a conocer Nottingham, por aquella leyenda de Robin Hood. No contábamos con que anoche hizo bastante frío e incluso llegó a nevar un poquito. Hoy por la mañana las banquetas amanecieron heladas y resbalosas. Ni corta ni perezosa, al suelo fui a dar. Intenté detenerme de Mr. Xalaila pero él también se estaba resbalando, así que perdí piso; puse la mano y se me fue, y mi cabeza sonó bastante feo en el pavimento. Por suerte no tuve contusión ni nada parecido, sólo un dolor de cabeza que se me quitó con las aspirinas que me regalaron en la farmacia y un chichón que seguro me durará tres días. Ni modo; gajes de vivir en un país frío.

El plan de Nottingham siguió en pie, aunque con media hora de retraso. Tomamos el tren, dormitamos un poco, disfrutamos las primeras vistas de la nieve que ha habido este invierno y llegamos a una ciudad pequeña pero hermosa. Por supuesto que yo andaba ciscada, así que caminé despacio y con mucho cuidado, mientras Mr. Xalaila correteaba y jugaba en y con la nieve. Visitamos el Castillo, construido en 1068 y transformado a lo largo de los siglos, buscamos vestigios de Robin Hood, caminamos por todas partes y terminamos una linda visita cenando pizza y bebiendo unas cervecitas en el centro. Obviamente, visita recomendada a futuros viajeros.














Subscribe to Our Blog Updates!




Share this article!
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML