6/25/2012

Palabras

Las palabras que no puedo decir se quedan rondando en mi cabeza días enteros, como aguijones que no puedo sacar. Ocupan espacio, crecen, revolotean. A veces se esconden en un rincón, pero continúan presentes, esperando el momento de salir. Algunas quizá lo encuentren pero otras deben permanecer bajo llave, encerradas, condenadas a perpetuidad.

Son mariposas negras, de patas velludas y antenas que se agitan con el menor pretexto. Rencores, dolores, temores. Reproches. Son controlables si utilizo otras palabras, coloridas, livianas, juguetonas. Estas palabras deben ser fuertes para dominar a las otras, para regresarlas a su rincón, aunque no pueden garantizar nada. Tal vez tengan éxito y las desaparezcan para siempre, pero es más probable que el encierro sea temporal, que las mariposas negras quieran salir otra vez o que sigan creciendo.

Deben permanecer guardadas, con las alas pegadas a la pared para que nunca se escapen por mi boca y ocasionen un daño irreparable.



Subscribe to Our Blog Updates!




Share this article!
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML