9/02/2011

Después de varios días de nubes y tormentas, el cielo del DF por fin está azul, como si hubiera decidido que estaba suficientemente limpio y era hora de secarse y lucirse. Cualquiera que haya sido la razón, le estoy agradecida. Los días soleados me hacen feliz, me levantan el ánimo, me dan energía. También me ayuda con la ropa que dejé en el tendedero. Me inspira a caminar en vez de tomar el camión, a cantar mientras paseo.

Creo que los seres humanos necesitamos del sol. Por mucho que nos (les) guste la lluvia, es importante salir al aire libre, respirar, sentirnos renovados, estirarnos, tomar el día como una hoja en blanco (no siempre se puede cuando se está cayendo el cielo y preferimos encerrarnos con una cobija, un libro, un café).

Este cielo azul, inmenso, limpio, puro, inmaculado... me inspira a sonreir.





Subscribe to Our Blog Updates!




Share this article!
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML