6/14/2010

Aprendimos a quererte...

Un día como hoy, hace 88 años, nació Ernesto Guevara de la Serna, mejor conocido como el Che. Mucho se ha hablado ya sobre él, así que no escribiré sobre su vida ni sobre su obra. Sólo quiero hacer unas reflexiones sobre opiniones encontradas que tenemos muchas sobre él... muchas mujeres, quiero decir, sobre todo las que tenemos una postura de izquierda (centro izquierda, si quieren, pero izquierda a fin de cuentas).
  El Che fue un gran hombre, alguien que dejó una vida muy cómoda para luchar por ideas que hizo suyas, por su sueño de crear una sociedad más justa. Bien sabido es que murió en el intento. Y sin embargo, en este afán se olvidó de las personas más cercanas: sus parejas y sus hijos. Como tantos revolucionarios en todas las épocas y en todos los países, dejó de lado un mundo que realmente pudo haber cambiado y mejorado para luchar por otro, mucho más grande y complicado, que no cambió tanto después de él. Éste es un lado del Che que no admiro para nada, al contrario. Me decepciona y entristece que un hombre tan avanzado políticamente no sea capaz de hacerse responsable de una familia que le necesita. Lo entiendo, pero no lo comparto.
  Lo que sí comparto, y que creo que merece ser recordado, es esa búsqueda de un mundo mejor, donde todos los niños vayan a la escuela, donde nadie se muera de hambre o de enfermedades perfectamente prevenibles, donde no haya quien va sin zapatos o no tenga dónde dormir. Comparto el querer luchar en varios frentes, en cualquier rincón de este planeta donde sea necesario. Y por eso, a pesar de todo, sigo diciendo "Hasta siempre, Comandante".



Subscribe to Our Blog Updates!




Share this article!
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML