3/24/2010

La guerra contra el narco en los últimos días

Las últimas semanas han visto un aumento desmedido en el número de muertos de nuestra guerra. Desde luego, el que fallezcan 50 personas en un fin de semana no suscita ningún interés, pero el asesinato de tres extranjeros causa conmoción. Si se trata de ciudadanos mexicanos, se asume inmediatamente que pertenecían a algún cartel y cuando se demuestra que eran ciudadanos pacíficos, estudiantes, no se piden ni disculpas. La presunción de inocencia, contenida en la Constitución, es uno de los derechos más pisoteados de nuestro país. Se asume inmediatamente que si te encontraste en medio de un enfrentamiento, era porque tenías algo que ver.

La respuesta oficial del ejecutivo al asesinato de los dos estudiantes del Tec de Monterrey, presuntamente a manos del ejército, no contiene disculpas, compromiso de reparaciones a las familias, garantías de que no volverá a suceder. Nada. Lo más que ofrece son condolencias: nos duele su pérdida porque eran estudiantes de alto rendimiento. Esto me genera muchas dudas. Si no fueran estudiantes de alto rendimiento, ¿no nos dolería? Los obreros, estudiantes de otros niveles/calificaciones/instituciones, amas de casa, niños, empleados y tantos otros que han perdido la vida o la libertad injustamente en esta guerra, ¿no nos duelen?

Y luego viene la reunión de alto nivel con los gabinetes de seguridad de EEUU y México. El resultado era el esperado: compromiso de fortalecer la lucha contra el tráfico de drogas y el crimen organizado. Puras palabras, ninguna acción concreta. Algunos temen una intervención estadounidense más directa; otros insisten en que no se podrá resolver hasta que se ataque el problema de la demanda en el país vecino; se busca integrar la cuestión del tráfico de armas Norte-Sur a la del tráfico de drogas Sur-Norte. Pero a mí sigue sin quedarme clara cuál es la estrategia. ¿La creación del mando policial unificado realmente servirá de algo? ¿Por qué sigue ignorándose el hecho de que hay dos generaciones de graduados en riesgo por la falta de empleo y otras oportunidades? Para mí, lo seguiré insistiendo, el combate al narcotráfico *debe* incluir temas como el fortalecimiento y expansión de la educación, la creación de empleos de todos niveles, oferta cultural y de entretenimiento accesible, servicios de salud para toda la población. La estrategia debe ser de prevención tanto como de punición.


Pd. Les recomiendo este artículo sobre si México es o no un Estado fallido. ¿Qué opinan?




Subscribe to Our Blog Updates!




Share this article!
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML