2/15/2010

Araceli y yo

Hace como un año (quizás un poco más), en un momento de aburrimiento fui a la Gandhi a curiosear, y como siempre, fui directo al área de Política/RI/Filosofía. Entre libros sobre paralelismos entre la política internacional y el fútbol, o al autobiografía de Benazir Bhutto, me encontré uno que me conmocionó, Araceli. Nicaragua, 1976-79: la libertad de vivir.
Ok, técnicamente, yo sabía desde 2006 que una conocida de la familia de mi papá, historiadora, estaba recopilando información para escribir la biografía de mi tía Araceli. Sólo que lo había olvidado, y claro, como no tengo ya prácticamente lazos con ese lado, no estaba enterada del avance del libro, mucho menos de su publicación. La verdad sí fue un shock ver el libro, y tuve que comprarlo. ¿Por qué? No sé, no puedo darle una respuesta racional a esa pregunta, y menos todavía a porqué regresé llorando a casa. Frustración, desconcierto, realización de que realmente no le intereso a la familia, no sé. Hubiera sido un lindo detalle que me avisaran que el libro ya estaba, que iba a estar en las librerías. Obvio hubiera sido mejor que me enviaran una copia, pero es pedir demasiado.
En fin, compré el libro y se quedó rondando por ahí en los libreros de México y Cuernavaca hasta ayer, que, movida por algún impulso extraño, lo tomé y lo comencé a leer. Y estoy sorprendida. La narrativa es buena, pues alterna entrevistas con los familiares más cercanos (mis abuelos, mis tíos y mi papá), con gente muy cercana a ella que la fueron involucrando en el FSLN, tanto en México como en Nicaragua.  A mi abuelo nunca lo conocí, pero con estos párrafos me estoy haciendo una buena idea de cómo era. Las entrevistas a mi papá, mi abuela y mis tíos... me parece que los oyera hablar. Es un buen recuerdo... hasta cierto punto.
Y en cuanto a la misma Araceli... no sé ni por dónde empezar. Me siento muy identificada con algunas de las descripciones que hacen de ella. En las fotos me encuentro incluso algún parecido físico. Admiro su voluntad de desapegarse de sus beneficios de clase para ayudar una causa totalmente idealista, de prestar su casa, su tiempo, sus recursos y finalmente su vida, por ella. Me doy cuenta que mucho de eso está en mis genes también, y no sólo por mi mamá, sino desde mis abuelos (no es algo que me agrade mucho, pero mi abuelo paterno luchó por la causa franquista... no estoy de acuerdo con la causa, pero finalmente, hizo lo mismo que Araceli y que yo ahora: pelear por lo que creía correcto).
Este libro está resultando un viaje de descubrimientos. Sobre la familia y sobre mí misma. Y sobre Nicaragua también, y todo el proceso del Frente, pues va narrando también la historia reciente del país para darle un contexto amplio a la vida de mi tía.



Subscribe to Our Blog Updates!




Share this article!
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML