9/22/2009

Viejos amigos

Good times :)

Buscando algún libro choncho para el viaje (después de todo, son más de 10 hrs de vuelo, más las de espera en el aeropuerto, más las del camión, más todas las de tren y metro allá), decidí que llevaría Decir casi lo mismo, de Eco, como lectura "seria" y algún otro más light. Aquí es dónde la decisión se tornaba difícil: ¿cuál? He leído la gran mayoría de los que están en mi casa y en casa de mis abuelos, y los que no he leído... no se me antojan. Tampoco tengo mucho dinero como para comprar más libros (y la verdad, el que tengo, prefiero gastarlo allá). Así que, a buscar alguno que no haya leído en mucho tiempo. Creo que la elección fue buena: La Ilíada. Sí, ya sé, la ñoña de yo eligió un clásico (además en formato de Clásicos Jackson) como lectura ligera, pero es un libro del que tengo muy buenos recuerdos.
Desde que estaba chica una tía me regaló unos libros grandes con versiones "para niños" (condensadas) de varias obras clásicas, incluyendo La Ilíada y La Odisea y muchas otras historias de la mitología griega. Crecí rodeada de ellas. Aunque no me sé la genealogía completa de los dioses olímpicos, son personajes que conozco bastante bien y que siempre me hacen sonreir (excepto por Zeus y sus violaciones). El caso es que leí la primera obra, completa, cuando tenía como 12 años. Abrir nuevamente el tomo me trajo muchos recuerdos; desde la primera línea sentí que entraba en un mundo familiar (brutal, violento, pero familiar). La prosa tiene lírica, los personajes me son conocidos... en fin, lo retomé con una gran sonrisa. También recuerdo mis sueños de niña-casi-adolescente, con viajar en el tiempo y el espacio y poder conocer a los héroes (estaba enamorada de Áyax, y a la fecha no entiendo la obsesión del mundo anglosajón con Héctor), quizá incluso cambiar el rumbo de la historia. Un poco ridículo,yo sé, pero debería revivir esa parte soñadora e imaginativa que se ha ido durmiendo dentro de mí.
Los dejo con la primera línea: "Canta, ¡oh, diosa!, la cólera del Pélida Aquiles; cólera funesta que causó infinitos males a los aqueos y precipitó al Hades a muchas almas valerosas de héroes, a quienes hizo presa de perros y pasto de aves - cumplíase la voluntad de Júpiter - desde que se separaron disputando el Atrida, rey de hombres, y Aquiles, el divino."




Subscribe to Our Blog Updates!




Share this article!
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML