9/19/2009

Lo que enseñan las telenovelas

Bueno, ya todos saben que no soy fan de las telenovelas ni mucho menos. Pero ayer tenía la tele "de fondo" y estaba medio oyendo Pasión Morena. La única razón por la que la empecé a ver es que el protagonista es sumamente atractivo, pero por supuesto, el guión carece de interés. En fin, el caso es que ayer, haciendo otras cosas, medio escuchaba los diálogos, en general insulsos. La cosa cambió cuando la protagonista descubría que el hombre a quien consideraba su padre no era el padre biológico, que su madre le había mentido al respecto. Por supuesto, ella lloraba amargamente y ansiaba conocer a su padre "real". Ahora, esto me causa muchos conflictos. Sé por experiencia propia que un padre es quien te cría, no quien te engendra. También, que es necesaria una figura paterna, aunque no es indispensable para crecer y desarrollarse "normalmente". Que una familia sin padre no necesariamente es disfuncional. Pero claro, la telenovela promueve la idea de que el padre biológico es una figura insustituible en la vida familiar, especialmente cuando se trata de las hijas. El cariño, educación y apoyo que le dio siempre el padre sustituto (por decirle de alguna manera), no era importante para la protagonista, pues su valor quedaba completamente eliminado por el hecho de no compartir genes.
Lo siento, señores guionistas, pero la vida no es así. Hay infinidad de hombres que engendran hijos/as y luego no se hacen responsables. De igual forma, hay muchos otros que se hacen con la responsabilidad de sacar adelante a estos/as niños/as y se comprometen a hacerlos hombres y mujeres de bien. ¿Esto es menos importante que los "vínculos de sangre"? ¿Yo debería dejarlo todo, culpar a mi mamá e ir en busca de un hombre que nunca se ha preocupado por mí, únicamente porque fue quien preñó a mi madre? No, no lo haré, y me niego a seguir viendo programas que promuevan esta idea.
Esta ideosincrasia absolutamente conservadora no se da cuenta, ni mucho menos refleja, la realidad en la que viven tantas familias, no sólo de nuestro país, sino del mundo entero. Las familias dejaron de ser hace mucho (si es que alguna vez todas lo fueron) ese núcleo "ideal" de padre-madre-hijos/as. Sería muy bueno que los programas de televisión demostraran la variedad de familias que existen y dejaran de promover valores que, si bien no necesariamente son falsos, no se pueden universalizar.



Subscribe to Our Blog Updates!




Share this article!
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML