5/28/2009

Morelia

Luego de los recientes sucesos ocurridos en Morelia, que nos han estremecido un poco a todos a lo largo y ancho del país, comienzan a surgir grandes dudas, más que expresadas en los diversos medios de comunicación. Que si ha sido un acto electorero por parte del Ejecutivo nacional, que si el gobernador se merecía realmente el trato que le dieron, que porqué no esperarse un mes más. En fin, interrogantes sobran. Lo que falta, para variar, son las respuestas.
Es bueno saber que se está actuando contra el crimen organizado y que haya la voluntad de detener a todos los que participen de él. El problema surge porque no sabemos cuáles son los métodos que utilizan para determinar que fulanito o zutanito es culpable, quién los acusa, cómo se desarrollará su proceso y sobre todo, que dudamos que este proceso sea justo.
Por otro lado, ¿por qué a Leonel Godoy no se le avisó del operativo pero a Marco Adame (gobernador de Morelos) sí? Uno tuvo la oportunidad de pedir las renuncias de los involucrados y curarse en salud (aunque en dicho estado todos sabemos que su registro criminal no está limpio) y el otro no... ¿partidismo, acaso? El PAN, por supuesto, dice que no.
Ahora, OK, hay acciones punitivas. ¿Y la cuestión de fondo? ¿Qué se está haciendo para que la gente no busque al narcotráfico como opción de supervivencia? No hay empleos, no hay desarrollo agrícola ni industrial, no hay inversión. Estamos viendo una política pública coja que se mueve a traspié. Lo que no queda claro es si avanza o retrocede, o sólo gira en su lugar.



Subscribe to Our Blog Updates!




Share this article!
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML