10/05/2008

Bajo Juárez. La ciudad devorando a sus hijas.

Emotividad, valor, acusaciones y señalamientos. Todos estos elementos están presentes en “Bajo Juárez. La ciudad devorando a sus hijas”, documental producido por Vanessa Bauche y la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa. Empezado a filmar en 2001, con entrevistas a madres y padres de familia, periodistas, acusados, muchachas maquiladoras, fiscales especiales e incluso a Vicente Fox, esta producción de casi dos horas de duración arranca las lágrimas hasta del más macho. Y es que nadie puede quedarse impasible ante tanto dolor, tanta ineptitud de las y los funcionarios públicos, mucho menos ante la indolencia y alguna que otra frase del tipo “me preocupa su situación, estamos al pendiente, ahí llámeme por teléfono cuando sepa algo” (Fox). También indignante es el cinismo de quienes supuestamente están (o estaban) a cargo de las investigaciones. Ambas fiscales se han hecho de la vista gorda y han minimizado el dolor de las familias involucradas. Desde reirse al descubrir un nuevo cuerpo hasta decir que las más de 400 muertas “no son tantas”, pasando por la incriminación y prisión a familiares de las mismas, sin olvidar las torturas y otros malos tratos.

Con música compuesta alrededor de los trágicos sucesos, es un documental que abre los ojos del público que no ha sabido o no ha querido ver. No se trata solamente de apoyar al cine mexicano o a las familias de las víctimas que claman ¡Justicia!. Se buscas generar una reacción de apoyo, de indignación, de movilización. Pide el fin a la impunidad, la liberación de los presos inocentes, verdaderas investigaciones sobre los asesinatos que se han prolongado más de diez años. Que no se acuse a las familias de no cuidar a sus hijas o de violencia doméstica. Vale la pena irlo a ver. Es más, yo diría que es incluso una obligación.



Subscribe to Our Blog Updates!




Share this article!
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML